Durante la décimo cuarta conferencia general de la Iglesia Wesleyana (TWC), celebrada en la ciudad de Saint Louis, Missouri, los días 22 al 25 de Mayo 2022, ministros Latinos fueron invitados para evaluar la jornada misional que la iglesia Wesleyana ha tomado en los años pasados. Además, como asignación de parte de la Oficina del Superintendente General, ellos debían  proponer nuevas sendas y estrategias para el avance y cumplimiento de la misión por medio de la Iglesia Wesleyana en el contexto de los Estados Unidos de América.

Esta tarea tenía dos ejercicios, el primero evaluar qué tanto se ha hecho en los últimos años y el segundo venir a Dios humillados para pedir dirección divina.

Preguntas dirigidas hacia Dios

Para alcanzar tal petición el Dr. Wayne Schmidt, Superintendente General de la Iglesia Wesleyana formuló la pregunta, Señor, ¿dónde estamos como Iglesia y hacia dónde nos diriges? La pregunta pretende evaluar cuál ha sido el recorrido de nuestra denominación durante las últimas décadas.

Los ministros Latinos procedentes de muchos lugares se dieron a la tarea de analizar el recorrido y destacar hallazgos importantes en el desarrollo de la obra y el cumplimiento de la tarea misional. Ellos resaltaron la forma en que Dios les ha guiado, en este momento crucial de la historia.

Tales preguntas llevaron motivaron al liderazgo a descubrir la manera en que la iglesia esta siendo guiada a un nivel mayor de madurez, entrega y crecimiento.

Escogidos para estar con Jesús, escogidos para llevar a cabo su misión.

La reflexión transporta al autor al momento de la transfiguración, Jesús escogió a tres de sus discípulos más cercanos y les propuso subir la montaña a orar (Lucas 9:28-36). El ejercicio de subir la montaña tiene que ver con una entrega absoluta y una disposición sacrificial. Posiblemente los discípulos iniciaron bien el ascenso, pero al avanzar sus fuerzas y su pasión menguaron, cayeron en un sueño profundo justo al llegar a la cima.

En el avance de los acontecimientos sucede la aparición milagrosa de Moisés y Elias, seguido por la transfiguración de Jesús, -¡que obra portentosa!-.Esto hace que los discípulos miren el poder de Dios, sin embargo, uno de ellos manifiesta: “Y sucedió que al retirarse ellos de Él, Pedro manifesto a Jesús: “Maestro, ¡qué bien que estemos aquí! Podemos levantar tres albergues: uno para ti, otro para Moisés y otro para Elías.” (Lucas 9:33, NVI). Jesús es enfático con ellos, hemos venido a orar pero no es posible quedarnos aquí, es necesario descender  y cumplir con la encomienda divina.

Cabe destacar que la Iglesia Wesleyana ha sido llamada por Dios en un momento importante de la historia, hemos sido convocados por Jesús para subir al monte y adorarle para luego descender y proclamar el evangelio a los perdidos, esto tiene que ver con la visión estratégica de la Iglesia Wesleyana: “Presencia transformadora en cada código postal”.

Es necesario un movimiento que se mueva y alcance a cada esquina, ¿quien será la luz que brilla?, somos un solo pueblo que se levanta y proclama que somos hechos nuevos en Cristo, somos la fuerza del Reino, un movimiento multigeneracional, multiétnico, multieconomico, hombres y mujeres, laicos y clérigos juntando manos y siguiendo a Jesucristo juntos, compartimos su llamado, esta es la fuerza del Reino moviéndose a todas las esquinas del mundo (The Wesleyan Church, May 22, 2022, Kingdom Force, UNLEASHED).

¿Que está haciendo mi iglesia y cómo me estimula mi distrito?

Al final de la evaluación de los logros, los ministros Latinos afirman la necesidad de fortalecer y ampliar el espectro de la educación bíblica en la iglesia local. Este proceso se ha iniciado en algunas iglesias y distritos que están promoviendo la importancia de capacitar y entrenar al liderazgo a la vez que crean espacios para la educación y la evangelización en la iglesia. Por su parte, el departamento de Educación y Desarrollo Ministerial promueve estudios a nivel de ordenación como un medio que es accesible  a la iglesia local.

Por otra parte se reconoce que los distritos en unión con la iglesia local deben esforzarse para alcanzar los perdidos a su vez enseñar los siguientes temas: la importancia de las disciplinas espirituales, la necesidad de la educación cristiana en la vida del creyente, motivar a discípulos que se conviertan en discipuladores y la importancia de alcanzar a los necesitados.

Cuando Jesús habló a sus discípulos, le les recordó que la obra de Dios necesita más obreros: “Pídanle por tanto, al Señor de la cosecha que envíe obreros a su campo que envíe obreros a su campo” (Mateo 9:38, NIV). Los ministros Latinos se unieron para que el Señor de una cosecha abundante.

Lea la traducción al inglés aquí.

El Rev. Jose Barboza es pastor de la Iglesia Wesleyana El Buen Samaritano en la ciudad de Winston Salem, Carolina del Norte.

 

Santa Biblia, NUEVA VERSIÓN INTERNACIONAL® NVI® © 1999, 2015 por Biblica, Inc.®, Inc.® Usado con permiso de Biblica, Inc.® Reservados todos los derechos en todo el mundo. Used by permission. All rights reserved worldwide.